Loading...

WONDER. EL LIBRO DE PRECEPTOS DEL SEñOR BROWNE

R.J. Palacio  

0


Fragmento

PRECEPTOS

Mi padre se llamaba Thomas Browne. Su padre también se llamaba Thomas Browne. Por eso yo me llamo Thomas Browne. Hasta que fui a la universidad no supe que existía otro Thomas Browne, mucho más ilustre, que había vivido en Inglaterra en el siglo XVII. Sir Thomas Browne fue un escritor de gran talento, estudioso del mundo natural, científico, erudito y partidario de la tolerancia en una época en que la norma era la intolerancia. En resumen: no podría haber pedido un tocayo mejor.

En la universidad fui leyendo muchas de las obras de sir Thomas Browne, entre ellas Sobre errores vulgares, un libro que pretendía desacreditar algunas creencias falsas muy extendidas en su época, y La religión de un médico, una obra que planteaba unas cuantas preguntas sobre la religión consideradas muy poco ortodoxas en aquel tiempo. Mientras leía esta última me encontré con esta frase maravillosa:

Albergamos en nuestro interior las maravillas

que buscamos a nuestro alrededor.

Por algún motivo, la belleza y la fuerza de esa frase me dejaron helado. Quizá era justo lo que necesitaba oír en aquel momento de mi vida, un momento en que me atormentaba la duda de si la profesión que había elegido ­—la enseñanza— era

Recibe antes que nadie historias como ésta