Loading...

MAESTRO

Jorge Señorans   Luis Inzaurralde  

0


Fragmento

SOBRE EL MAESTRO ÓSCAR TABÁREZ

Marcelo A. Bielsa

Las victorias obtenidas son las que han permitido a Óscar Tabárez permanecer durante tanto tiempo en su cargo. Los resultados son los parámetros que habitualmente se consideran para evaluar a un entrenador. Sin embargo, la valoración de Tabárez no debería basarse solamente en los triunfos que obtuvo. Hay otros aspectos que aumentan la trascendencia de su tarea como conductor. Me refiero a la forma de actuar, a los valores y principios sostenidos y a las virtudes demostradas al frente de los equipos que ha dirigido.

Tabárez es y ha sido un director técnico coherente, consecuente y fiel a sus ideas futbolísticas y a la verdad. No ha abandonado su forma de pensar, argumentando por qué la mantiene cada vez que resulta necesario. No se trata de obstinación o falta de flexibilidad, sino de evitar la versatilidad frívola o interesada, la moda o la seducción del momento o del poder en cualquiera de sus formas.

En tiempos en los que es frecuente declinar posiciones y abandonar ideales para luego eludir la traición como si no hubiera ocurrido, Tabárez no se ha engañado a sí mismo ni a nadie a lo largo de su trayectoria deportiva.

Basa su sabiduría en la prudencia, combinando la responsabilidad –que permite medir las consecuencias previsibles de sus actos– con el criterio para decidir qué elegir y qué evitar. Es un hábil intérprete al identificar a quienes poseen las condiciones necesarias para que se cumpla lo planeado.

Bondadoso cuando es necesario perdonar o ayudar. Fuerte y valiente cuando hay que resistir. Justo para lograr igualdad entre personas diferentes, sabiendo diferenciar lo legal de lo legítimo y reconociéndole a cada una sus méritos. Su racionalidad no impide que su instinto e intuición predominen en algunas decisiones.

El Maestro Tabárez es un fiel representante del ser uruguayo o, al menos, de aquello

Recibe antes que nadie historias como ésta