Loading...

LUIS BATLLE BERRES

Julio María Sanguinetti  

0


Fragmento

ADVERTENCIA Y AGRADECIMIENTO

Este libro se ha escrito en poco más de veinte días, al pensar que —en los cincuenta años de la muerte de Luis Batlle Berres— había la necesidad de que alguien de su tiempo —con la perspectiva histórica— evocara su figura con una noticia más o menos abarcadora de su vida. En el periodismo Lincoln Maiztegui lo ha hecho, desde una honesta mirada nacionalista, con sus agudas notas en El Observador y algunos de sus capítulos de su enorme obra Orientales. Personalmente, como periodista y político formado bajo la sombra de Luis Batlle sentíamos —sentimos— un mandato moral de hacer una contribución al conocimiento de su lucha por un Uruguay moderno y justo. Con más tiempo podríamos haber logrado un abordaje más amplio —que no está descartado hacia el futuro— pero no queríamos dejar pasar esta conmemoración sin por lo menos dejar un testimonio vívido de su amor al país.

Tenemos que agradecer al sello Taurus, hoy parte de Penguin Random House Grupo Editorial, por haber aceptado publicar un libro en estas condiciones de premura, y a nuestro ya reincidente editor Julián Ubiría, que asumió un desafío inhabitual. Muy especialmente, también, al diario El País, al Archivo Nacional de la Imagen (ANI-SODRE), al Archivo General de la Nación, que custodia el fondo de don Luis Batlle Berres, y a su hijo Jorge Batlle, que han aportado el material gráfico de gran valor que estamos reproduciendo.

En cuanto al texto, es de mi exclusiva responsabilidad, pero debo reconocer que sin el aporte de Jorge Batlle difícilmente pudiera haberse concluido sin más errores de los que le pueda haber aportado el autor en su redacción periodística presurosa. Como es habitual, también a Marta, tan admiradora de don Luis como yo, por su rigurosa lectura y bienvenidas observaciones.

Como siempre, Julio Testoni me ha ayudado, con su proverbial entusiasmo, a perfeccionar fotografías, y Santiago Torres, en el pulido informático de los textos. Amén de Mariana Silveyra e Isabel Vázquez, siempre prontas para el medio campo de la secretaría.

J. M. S.

LUIS BATLLE.
EL URUGUAY DEL OPTIMISMO

Luis Batlle lideró el Uruguay del optimismo y terminó su vida envuelto en las primeras sombras del país de la crisis. Fue el continuador ideológico y popular del caudillismo de su tío, José Batlle y Ordóñez, el primer líder de masas de nuestra historia, a quien sucedió en un nuevo tiempo histórico. Demócrata apasionado, Luis Batlle defendió la República Española, fue un fervoroso paladín de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial, abanderó la causa de Israel y se enfrentó a todos los autoritarismos, lejanos y vecinos. Creía en el trabajo nacional, en su industria, en su agricultura, que asociaba al desarrollo social del país y a la elevación de su nivel de vida. Proyectaba esa pasión al escenario internacional y se indignaba frente los sordos y ciegos proteccionismos económicos de las grandes potencias, que cerraban espacios a las democracias en lucha por desarrollarse. Fuerte en el combate político, vigoroso en la expresión, una gran nobleza de espíritu le abría caminos hacia sus adversarios, a los que nunca vaciló en tenderles la mano a la hora de servir a la República. Lideró el Partido Colorado durante dos décadas, con una gran popularidad, resentida por los grupos más conservadores de la sociedad. Vivió momentos de gloria y de derrota, sin envanecerse en los primeros ni empequeñecerse en los segundos. Amigo de sus amigos, tuvo muchos leales, porque brindó lealtad hasta el sacrificio; y no por ello dejó de sufrir ingratitudes, como todo gran caudillo. Con la perspectiva de cincuenta años, podrán atribuírsele las carencias o visiones propias de su época, pero nadie podrá dejar de reconocer su enorme aporte a la democracia uruguaya.

EL SOBRINO PREDILECTO

Luis Conrado Batlle Berres nació en Montevideo el 26 de noviembre de 1897, cuando se acababa de terminar la revolución de 1897, se había as

Recibe antes que nadie historias como ésta