Loading...

LA ROPA EN LA CANCHA

Horacio Varoli   Federico Castillo  

0


Fragmento

Enrique Peña y Obdulio Trasante están casi desnudos. Enrique se pasea con una tanga negra que le deja medio trasero al descubierto. «Mirá esto, me quieren ver el culo», le dice a la vestuarista en tono de reclamo. La mujer asiente, mira para el costado con un gesto de pudor y trata de acomodarle la prenda. «La verdad, Pelado, que no quiero verte en bolas». Su intento es en vano, todavía se le ve la línea que separa sus glúteos. A su lado está Obdulio, que, sin hacer tanto aspaviento, recorre el camerino solo con un bóxer apretado. Parece concentrado, como si en su cabeza no hiciera otra cosa que repasar las letras del libreto. Enrique se le acerca y lo intenta sacar de su mutismo con una chicana: «Este se arregla el pito, se pone cosas para agrandar el bulto», comenta casi a los gritos para que todos los

Recibe antes que nadie historias como ésta