Loading...

LA MISTERIOSA MUERTE DE ELEANOR RIGBY

Hugo Burel  

0


Fragmento

Algunas pistas para los lectores

«Eleanor Rigby» es considerada una canción «culta» de los Beatles, en el sentido de que su letra va más allá de lo que hasta entonces los músicos de Liverpool habían escrito, y en ella construyen un relato que es casi un cuento corto. Sus palabras desarrollan la breve historia de dos solitarios: la solterona Eleanor y el patético padre McKenzie. La narración culmina con la muerte de Eleanor, y las manos sucias de tierra del sacerdote –tras sepultarla y regresar del cementerio– traducen, en una poderosa imagen, un sentimiento de desamparo y soledad. Grabada el 28 y 29 de abril de 1966 y editada el 6 de junio de ese mismo año, desde el punto de vista musical y poético «Eleanor Rigby» es una de las canciones más misteriosas y bellas que compusieron los Beatles, y su protagonista, la enigmática Eleanor, ocupa un lugar mítico en el imaginario de la música popular.

He aquí la letra:

Ah, look at all the lonely people…

Ah, look at all the lonely people…

Eleanor Rigby

picks up the rice in the church where a wedding has been;

lives in a dream.

Waits at the window

wearing the face that she keeps in a jar by the door;

who is it for?

All the lonely people,

where do they all come from?

All the lonely people,

where do they all belong?

Father McKenzie

writing the words of a sermon that no one will hear;

no one comes near.

Look at him working

darning his socks in the night when there’s nobody there;

what does he care?

All the lonely people,

where do they all come from?

All the lonely people,

where do they all belong?

Ah, look at all the lonely people…

Ah, look at all the lonely people…

Eleanor Rigby

died in the church and was buried along with her name.

Nobody came.

Father McKenzie

wiping the dirt from his hands as he walks from the grave.

No one was saved.

All the lonely people,

where do they all come from?

All the lonely people,

where do they all belong? *

Paul McCartney llevó la primera estrofa de la canción a la casa de Lennon en Weybridge y, durante una reunión con amigos, los otros Beatles fueron colaborando en la escritura de la letra. Peter Shotton, amigo de Lennon, sugirió el final, con la muerte de Eleanor y el funeral a cargo del padre McKenzie, nombre sacado de la guía telefónica. Aparentemente, el tema quedó listo esa noche, por más que se ha dicho que la última estrofa se completó el día de la grabación.

Una vez leí que Peter Shotton, en la jornada en que fueron escritos los versos de «Eleanor Rigby», sugirió la posibilidad de que el padre McKenzie hubiese matado a Eleanor. Antes, Lennon había insinuado un romance entre ambos.

Siempre pensé que la historia de Eleanor podía contarse llenando los espacios vacíos e imaginando lo que la letra de la canción no había dicho. No importa que una homónima de Eleanor Rigby haya existido realmente y la foto de su lápida pueda verse en internet. Eleanor –la de la canción– fue y sigue siendo un personaje de ficción y es la víctima perfecta de un relato policial.

Esa posibilidad me inspiró e impulsó a escribir La misteriosa muerte de Eleanor Rigby. Tal vez influido por el misterio que inspira esa canción que escucho desde mi adolescencia, el personaje de Eleanor s

Recibe antes que nadie historias como ésta