Loading...

EL áRABE DEL FUTURO 4

Riad Sattouf  

0


Fragmento

background imagebackground imageMe llamo Riad. En 1988 iba a cumplir 10 años y era bastante mono.Mirada en media luna un poco atontadaAire de estar orgulloso de mí mismoVaquero efecto nieveCabello castaño onduladoCabeza demasiado grande respecto al cuerpoFlaco y esmirriadoMi padre había aceptado un puesto de profesor de historia contempo-ránea en la Universidad de Riad, en Arabia Saudí.¡NUNCAPONDRÉ UNPIE ALLÍ!¿ARABIA SAUDÍ? ¡NI HABLAR!Había querido llevarnos con él, pero mi madre se había negado en rotundo a seguirlo.¡ES EL PEOR PAÍS DEL MUNDO! ¡Allí, si robas, te cortan la mano!¡Si le sacas un ojo a tu vecino por accidente, tienes que dejar que te saquen uno a ti también!¿Estássegura?Me pa-rece un pocoexcesivo.Así que ella nos había llevado a Francia, con su madre. Mis hermanos, Yahya y Fadi, ella y yo vivíamos los cuatro en el cabo Fréhel, en Bretaña.¡Y si eres mujer, todavía es peor!¡No puedes salir a la calle si no vas total-mente tapada con veloy si no te acompaña un hombre! ¿Te lo puedes creer?¡YA HE PASADO CINCO AÑOS EN SIRIA! ¡NO IRÉ A ARABIA SAUDÍ!Pero ¡podrías haberlo probado antes de mostrar-te tan categórica! background imagebackground image8Es bueno que los niños es-tén con su padre también...Que paséis tiempo en familia...¡En eso estoy de acuerdo! PERO ¡AQUÍ, EN FRANCIA!Eso es lo que le dije a Abdel. Y él decidió mar-charse de todos modos, fue su elección.¿Sabías que en Arabia Saudí,cuando una mujer ha cumplidocondena, desde la prisión llamana su tutor, un hombre de lafamilia, para que vayaa buscarla?¡Y el tutor va a buscarla cuando él quiere! ¡Son los hombres quienes deci-den cuándo puede salir! ¡¡¡Y la mayoría abandonan a las mujeres en la cárcel para siempre, para deshacerse de ellas!!!¡ASÍ QUE NUNCA SALEN!¡Lo leí en una revista!Pero ¿por qué ibas a ir tú a la cárcel?Nunca se sabe, con la suerte que tengo... Por un error judicial...¡Hum!Además, yo quiero que los niños vayan ala escuela en Francia. ¡Y PUNTO!¡Vaaale! ¡Vaaale!¡Ñi!Hacía seis meses que no veía a mi padre.Mamááá,mira a Conan. background imagebackground image9Como no teníamos teléfono, era él quiena veces llamaba a casa de mi abuela. Mira qué vestido más mono lleva ésa...A una hora determinada, teníamos que esperar cerca del aparato.Sonaba una vez. Eso signifi-caba que podíamos llamarlo.Será tacaño...No quería pagar la llamadaMis padres discutían durante unos minutos, siempre sobre los mismos temas.¡Me importa un bledo que haya Euromarché en Arabia Saudí!¡Ni por 10 millones querría vivir en ese horrible país!Por cierto,necesitodinero.¡Tienesque en-viarme!Después, mi madre llamaba a mis her-manos para que hablaran con él...Toma, es papá.¿Hola, papá?¿Quiénes,maaa-mi?... y luego me tocaba a mí.¡Riad! ¡Ven a hablar con tu padre!

Recibe antes que nadie historias como ésta