Loading...

COQUETO ESCENARIO

Lubo Adusto Freire  

0


Fragmento

Abreu, Washington

A

ABALDE, RODOLFO MONO (1954). Volante que se inició en Liverpool y luego pasó a Peñarol. Estableció el récord de menor cantidad de días transcurridos entre que jugó un clásico con una camiseta (en enero de 1982, por Peñarol) y con la otra (en abril de 1982, por Nacional). Además, jugó cuatro partidos con la selección.

ABASCAL, AMARANTO (1975). Histórico volante de Tacuarembó F. C. con recordado —aunque efímero— pasaje por Nacional.

ABBADIE, JULIO CÉSAR (1930). Lo apodaban Pardo. Jugaba de extremo por derecha. Tuvo dos pasajes por Peñarol, equipo con el que lo ganó todo. En el medio anduvo por Italia, dejando gratísimo recuerdo en el Génoa, antes que el Patito Aguilera. Jugó el Mundial de 1954 y totalizó 26 partidos con la selección, en los que marcó la nada despreciable suma de 14 goles. Actualmente, su sobrino Iñaki gerencia Radio Del Sol2.

ABEIJÓN, NELSON ABEJA (1973). Volante símbolo de Nacional entre 1995 y 1997. Jugó una década en Europa antes de volver a Uruguay para jugar en River. Jugó 23 partidos con Uruguay y le metió un gol a Bolivia por Eliminatorias y otro a Australia en un amistoso. Campeón de América en 1995.

ABREU, MANUEL (1977). El menos famoso de los delanteros apellidados Abreu iniciados profesionalmente en Defensor.

ABREU, WASHINGTON SEBASTIÁN LOCO (1976). Pintoresco centrodelantero. Se hizo célebre en 1993, durante la disputa de un torneo sub-17 en el que Uruguay necesitaba ganarle 7 a 0 a Bolivia. Pero le ganó 6 a 0, tras lo cual Abreu se dedicó a hablar pestes de Argentina como nación futbolística. Poco tiempo después pasó a San Lorenzo, desde Defensor, club en el que jugaba cuando hizo un par de goles en el Gran Parque Central, que no gritó por respeto a su futuro club. Tendría como cinco pasajes diferentes por Nacional y obtendría el récord Guinness de equipos diferentes defendidos (472)3. Además, metió el mejor penal de la historia de los mundiales (Sudáfrica 2010) y hace una gran imitación de Jorge Ciro Fucile. Campeón de América de 2011, habiendo jugado apenas unos minutos en el choque ante México. Vale mencionar que, en la final del citado certamen, se disponía a ingresar al terreno de juego como tercer y último cambio, pero el partido terminó antes de que pudiera pisar la cancha. ¿Será que todas las veces que Tabárez se guardó un cambio, en realidad no es que se lo haya guardado, sino que el partido no duró lo suficiente? Para reflexionar.

ACEVEDO, EDUARDO (1959). Zaguero de Defensor y de otros grandes equipos del mundo, como Racing, Fénix, Rentistas, Sud América, Deportivo La Coruña y Toshiba. Se lo recuerda por haber habilitado a Pasculli para el gol argentino ante Uruguay en México 86 y por su carrera como entrenador, en la que ha demostrado su capacidad para darle a la gente lo que la gente quiere escuchar: fútbol, goles y manifestaciones rimbombantes. Dirigió al equipo de Nacional que mejor ha jugado en lo que va del siglo XXI.

ACEVEDO, ALEJANDRO HERMANO DE (1965). Ayudante técnico de su hermano Eduardo, célebre por haber simulado una agresión de un árbitro de un modo inolvidable, en ocasión de la final de la Tabla Anual de 2017 que Defensor perdió 1 a 0 ante Peñarol.

ACHE, EDUARDO (1956). Economista que fuera candidato a la vicepresidencia de la República por el pachequismo (rama de extrema derecha del Partido Colorado) y que presidió a Nacional en tres períodos. Bajo su mandato, en 2005, se reinauguró el Gran Parque Central.

ACOSTA, ALBERTO MARTÍN BETITO (1977). Delantero de recordados pasajes por Cerrito, Peñarol y Náutico de Recife, club que lo catapultó al poderoso Corinthians. Metió dos goles en un clásico. En 2017 le dio un infarto en pleno partido, pero se recuperó y volvió a las canchas, con 41 años.

ACOSTA, JUAN (1993). Lateral rochense de Rocha, Cerro Largo y Peñarol.

ACOSTA, JUAN ALBERTO BETO (1957). Volante del Bella Vista campeón uruguayo de 1990, padre del Betito. Llegó a jugar en el Real Madrid y el Rayo Vallecano, además de en Newell’s, Nacional, Peñarol y Colón de Santa Fe. Se lo suele confundir con Luis Alberto Acosta.

ACOSTA, LUIS ALBERTO LOCO (1959). Volante iniciado en Wanderers, campeón de América en 1983 y jugó en poderosas instituciones del fútbol continental. Se lo suele confundir con Juan Alberto Acosta.

ACOSTA, NELSON (1944). Volante de Huracán Buceo, Peñarol y diversos equipos chilenos, oriundo de Río Negro, que apenas jugó cuatro partidos con la selección. Se lo recuerda por su pasaje por la dirección técnica del seleccionado trasandino en la segunda mitad de la década de los 90.

ACOSTA, RUBEN ADEMAR POCHO (1968). Delantero que pasó por varios equipos de los denominados «en vías de desarrollo», fundamentalmente Cerro y Villa Española. También pasó por Deportes Antofagasta.

ACUÑA, BORIS (1973). Volante que salió de Peñarol, pasó por Liverpool, Deportivo Pasto, Delfín, Boston River, Frontera Rivera y otros tantos equipos exóticos.

ACUÑA, JULIO (1954). Histórico arquero de Racing, Wanderers, Defensor y Cobresal.

ACUÑA, NILO (1943). Delantero de Liverpool, Peñarol y Monterrey que jugó un solo partido con Uruguay, ante Chile, en 1969. Pero Nilo. Nilo vimos.

ADALTO (ADALTO BATISTA DA SILVA) (1978). Lateral izquierdo rubio de Nacional, se lo recuerda porque usaba la camiseta número 13 justo cuando Sebastián Abreu llegó a filas albas, lo que obligó al minuano a jugar con la 113. Nació en la localidad de Votuporanga, con todo lo que ello implica.

ADAO (JOSÉ ADAO FONSECA) (1972). Centrodelantero brasileño que lo dio todo por Peñarol en 2001. Lástima que no tenía mucho para dar. Fue denunciado por una señora que lo acusó de haberle tirado una botella de plástico a la salida de Jardines del Hipódromo. Fue sobreseído.

ADINOLFI, EDGARDO (1974). Lateral izquierdo de River, Peñarol y el Maccabi Haifa, lo apodaban Brasilero aunque no lo era. Célebre por tirar los outballs largos y bien dirigidos, y por tener orejas de un tamaño descomunal. Jugó 18 partidos con la selección y anotó un solo gol, pero importante: ante Colombia, por las semifinales de la Copa América de 1995. Viene de una familia vinculada al carnaval, con todo lo que ello implica.

ADIPPE, CARIM DANIELO (1973). Espigado ariete de Huracán Buceo y Nacional (entre otros) que luego jugó en Slavia Praga, Huracán de Parque Patricios, Quing Dao Sea de China y Xamax de Suiza. Supo tener una pizzería en Camino Ariel y Sayago4.

ADUANA, LOS DE LA: jugadores y/o hinchas de River Plate.

AFFONSO, MAURICIO (1992). Goleador empedernido, aunque discutido, un gol suyo a Plaza Colonia en el alargue de la final aseguró el Campeonato Uruguayo 2015/2016 para Peñarol.

AGARCHA, ADRIÁN5 (1986). Lateral izquierdo oriundo de Sarandí del Yí que salió de Nacional y luego paseó su fútbol por diversos parajes del mundo.

ÁGIL: futbolista de ofensiva.

AGRESTA, NELSON (1955). Volante de bigote, campeón de América en 1983. Salió de Liverpool y se lo recuerda por su pasaje por Nacional, aunque jugó en varios clubes de Uruguay, Chile y Ecuador. Supo ser vocero de un grupo de ahorristas del extinto Banco de Crédito, en plena crisis de 2002.

AGUERRE, RAPHAEL (1969). Centrodelantero oriundo de Racing y con dilatados pasajes por Wanderers y Danubio, que vio acción en un amistoso ante España disputado en 1991. También jugó en Rosario Central y Rampla Juniors.

AGUERRIDO: dícese de un futbolista batallador, querendón, que no da una por perdida. Suele ser antónimo de hábil.

AGUIAR, JESÚS CONO (1968). Zaguero fetiche de Juan Ramón Carrasco en Fénix y la selección. También jugó en Liverpool y Nacional. La gente pensaba que lo apodaban Cono debido a que su cabeza tenía forma de cuerpo geométrico formado por una superficie lateral curva y cerrada que termina en un vértice y un plano que forma su base. Pero no, es que se llama así, como todo buen floridense. Jugó cuatro partidos con la selección, ganó tres y perdió tan solo uno, ante Paraguay en Asunción. Y lo discutían.

AGUIAR, LUIS BERNARDO (1985). Volante ofensivo muy consustanciado con Peñarol, en 2018 pasó a Nacional y se ganó el odio de propios y extraños. Sobre la base de performances más que dignas y hermosos goles, logró seducir a parte de la fanaticada tricolor, pero justo ese año salió campeón Peñarol y su contrato no le fue renovado. Posteriormente pasó a Plaza Colonia, donde aguantó un par de meses, antes de retomar su carrera en el exterior.

AGUILERA, CARLOS PATITO (1964). El mejor definidor de la historia del fútbol uruguayo, según el periodismo especializado. Jugó en River y pasó a Nacional, pero antes se encargó de expresar que era más manya que José Carlos Domínguez, aquel que dio la vida por Peñarol. Se daría el gusto de jugar en filas mirasoles y de ser campeón en los años 90. No sería el único gusto que se daría en vida. En la selección, un golazo suyo de cabeza, entre dos zagueros de 1,90 metros de altura (él mide 1,66 según el álbum de Italia 90), le dio a Uruguay la Copa América de 1983.

Recibe antes que nadie historias como ésta