Loading...

¡BIENVENIDO AL EQUIPO! (¡GOL! 17)

Luigi Garlando  

0


Fragmento

images/9788484419907_CAP00101-00.jpg 1801x1049 (pixels)

1
¡MIL GRACIAS, LEONES!

PCuando marca, Raffaele lo celebra llevándose el pulgar a la boca como un bebé, porque su apodo es el Niño. Pero hoy el delantero centro italiano tiene más bien la expresión de un niño que acaba de ser castigado.

No esperaba empezar la liga sentado en el banquillo... Tampoco lo habían intuido sus compañeros de equipo, que lo miran perplejos mientras camina con la cabeza gacha por el borde del campo.

Tomi y Rafa son la mejor pareja de ataque del torneo: todos los entrenadores del mundo los alinearían de entrada, pero Jérôme es un técnico muy particular, que siempre privilegia la defensa. Para él un equipo de fútbol solo tiene que tener un delantero. Ni uno más.

Así que hoy los Cebolletas se enfrentarán a los Capitostes solamente con Tomi en punta. Nico jugará por detrás de él, en la posición del número 10, mientras en el centro del campo se situarán Becan, Bruno, Aquiles e

Recibe antes que nadie historias como ésta

13

¡GOL!

Ígor, de derecha a izquierda. La defensa está compuesta por Sara, Elvira, Dani y Lara.

Formación 4-4-1-1.

¿Cómo dices? Sí, João también empieza el partido de suplente. A Jérôme no le gustan demasiado sus regates brasileños y sus fintas fantasiosas. Prefiere a los extremos que corren mucho y después de atacar bajan a echar una mano a la defensa.

Los hinchas de los Cebolletas comentan asombrados las decisiones del entrenador.

Armando se dirige al esqueleto Socorro, la famosa mascota del equipo, y le pregunta:

—¿No te apetece hacer de míster? ¡Estoy seguro de que se te daría mejor que a Jérôme!

—¡Igual hasta cocinas mejor! —añade Carlos, el padre de João, que está instalando en las gradas sus tambores brasileños.

Lucía, sentada una fila por delante, se da la vuelta y fulmina con la mirada a Carlos y a su marido.

—¡Felicidades! Todavía no ha empezado la liga y ya os estáis quejando del entrenador... Me gustaría recordaros que el lema de nuestros chicos es «Quien se divierte siempre gana». ¡Todos tienen derecho a jugar y a divertirse, no solo los mejores!

14

images/9788484419907_CAP00103-00.jpg 1726x287 (pixels)

¡MIL GRACIAS, LEONES!

Armando extiende los brazos como para justificarse. —Pero si yo no he dicho nada —se defiende—. El que ha hablado ha sido Socorro. ¡Mira!

El padre de Tomi mueve la mandíbula de la calavera y, en efecto, se diría que el esqueleto habla de verdad.

Los padres de los Capitostes, que han seguido la escena, ríen divertidos.

—¿Te acuerdas de Fidu en el último partido contra los Capitostes? —pregunta Nico a Tomi, listo para hacer el saque inicial.

—Sí —responde el capitán—, se tropezó con un cordón, tiró al suelo a un atacante y el árbitro pitó penalti...

Los números 9 y 10 sueltan una carcajada, pero recuperan enseguida la seriedad, porque el árbitro ha dado inicio al encuentro.

Ha empezado la segunda liga entre equipos de once jugadores en la que participan los Cebolletas. La primera sin Fidu...

En este momento el porterazo estará acabando su partido contra los Leones de África. No sé si recuerdas cómo nos habíamos quedado. Los Cebolletas habían seguido las primeras jugadas de los Tiburones Azzu

15

¡GOL!

les, habían aplaudido la primera parada de Fidu con su nueva camiseta y luego habían salido de la parroquia de San Antonio de la Florida para dirigirse al campo de los Capitostes a bordo del Cebojet.

Si tienes buena memoria, recordarás también que los Capitostes son un equipo especialmente sólido en defensa, que utiliza una alineación muy prudente: 4-5-1. Durante la liga anterior, los Cebolletas se vieron atrapados como una mosca en la telaraña de los mediocampistas adversarios y si marcaron fue solo por una genialidad de Gaston Champignon, que se inventó la táctica de la «cortina».

Por desgracia, el célebre cocinero-entrenador está en África, y su hermano Jérôme, que ha ocupado su puesto en el banquillo, en lugar de buscar la senda que conduce al gol, se preocupa por defender la propia portería...

En suma, en el campo hay dos equipos que piensan sobre todo en defenderse, de modo que el espectáculo no resulta demasiado atractivo.

La bola se queda encajonada en el centro del campo, entre un bosque de piernas.

En las gradas, Armando bosteza.
—¡Qué aburrido! Sería más interesante un documental sobre algas marinas.

16

images/9788484419907_CAP00105-00.jpg 1726x287 (pixels)

¡MIL GRACIAS, LEONES!

Carlos aporrea enérgicamente sus tambores, tocando a carga.

—¡Ánimo, chicos! ¡Ataquemos! ¡Su portero se está durmiendo!

Si en el campo estuviera João con sus regates o un segundo delantero para echar una mano a Tomi, todo sería más fácil. Augusto lo sugiere a Jérôme:

—A lo mejor tendríamos que correr más riesgos para derribar su muralla defensiva...

—Así va estupendamente, querido Augusto —contesta el hermano de Gaston—. Todavía no hemos corrido demasiado peligro. ¡Quien osa demasiado se arriesga a demasiado! ¡Y quien come demasiado se indigesta!

images/9788484419907_CAP00105-01.jpg 420x243 (pixels)

images/9788484419907_CAP00105-04.jpg 420x243 (pixels)

images/9788484419907_CAP00105-03.jpg 419x243 (pixels)

images/9788484419907_CAP00105-08.jpg 280x364 (pixels)

BECAN TRATA DE LIBERARSE POR LA BANDA DERECHA CON

LA FINTA <<STOP AND GO>>.

images/9788484419907_CAP00105-02.jpg 420x243 (pixels)

images/9788484419907_CAP00105-05.jpg 420x243 (pixels)

images/9788484419907_CAP00105-09.jpg 419x243 (pixels)

DETIENE EL BALÓN CON EL PIE DERECHO Y ECHA A CORRER TRAS EMPUJARLO CON EL IZQUIERDO.

PERO EL DEFENSA NO CAE EN LA TRAMPA

Y LE ROBA EL ESFÉRICO.

images/9788484419907_CAP00105-07.jpg 420x243 (pixels)

images/9788484419907_CAP00105-06.jpg 420x243 (pixels)

images/9788484419907_CAP00105-12.jpg 419x243 (pixels)

images/9788484419907_CAP00105-11.jpg 280x364 (pixels)

17

¡GOL!

—¡Así no! —aúlla Jérôme desde el banquillo—. ¡No quiero ver trucos de prestidigitador! ¡Baja a defender, enseguida! ¡Vuelve!

«Vale, pero si no intentamos deshacernos de los rivales antes de pasar, ¿cómo voy a marcar yo?», farfulla entre dientes el capitán, que todavía no ha recibido un solo pase decente de sus compañeros.

Becan se lanza a la persecución del lateral y tras una estirada logra despejar el balón.

—¡Bravo! —aplaude el cocinero-entrenador—. ¡Así te quiero ver!

Un cañonazo de Bruno desde fuera del área es el único peligro que logran crear los Cebolletas en el primer tiempo, que está a punto de acabar.

El árbitro ha pitado una falta en la banda izquierda. Nico se dispone a sacarla.

Tomi lo detiene y agita los brazos para pedir a Dani que suba al ataque.

—¿Adónde vas? —vocifera preocupado Jérôme—. ¡No nos desequilibremos!

Pero el capitán tiene razón: los Capitostes ya no tienen a David, el alto defensa que se ha ido con los Tiburones Azzules, y la altura de Dani puede crearles problemas.

18

images/9788484419907_CAP00107-00.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-03.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-02.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-10.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-08.jpg 299x43 (pixels)

EN EFECTO, EL LARGUIRUCHO ANDALUZ LLEGA CON LA CABEZA AL PASE DE NICO.

images/9788484419907_CAP00107-01.jpg 398x265 (pixels)

... INTERVIENE TOMI, CON UNA VOLEA

PROPIA DE DAVID VILLA...

EL PORTERO SE LANZA
A POR LA PELOTA, PERO, ANTES DE QUE PUEDA TOCARLA...

TÍTOL CAPÍTOL

T

Í

TO

T

O

L

L

CA

C

P

Í

TO

T

O

L

O

M

images/9788484419907_CAP00107-04.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-11.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-15.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-06.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-05.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-13.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-12.jpg 398x265 (pixels)

... ¡Y GOLEA!

¡HAS MARCADO CON LA DERECHA, CAPITÁN!

images/9788484419907_CAP00107-07.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-09.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-17.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-16.jpg 398x265 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-14.jpg 927x133 (pixels)

images/9788484419907_CAP00107-19.jpg 662x133 (pixels)

Sí, el número 9 ha vuelto a marcar en la liga con el pie que se había roto.

En el descanso, Jérôme reparte las botellitas de agua y felicita a su equipo.

—Así nos va bien, chicos. Estamos por delante y no hemos corrido casi ningún riesgo. ¡No han disparado una sola vez a puerta!

—Sí, pero solo hemos marcado un gol... —observa Tomi.

19

¡GOL!

—Así es exactamente como ganan los grandes equipos —explica el cocinero-entrenador—. Meten un gol y luego lo defienden con uñas y dientes.

—¿No le parece que con Rafa en el campo seríamos más peligrosos y a lo mejor podríamos cerrar el partido con otro gol? —insiste el capitán—. Dani ha demostrado que su defensa sufre con los balones altos. El Niño es alto y juega bien con la cabeza.

—Efectiva ...