Loading...

Tomboy

Una chica ruda

ALFAGUARA I., Febrero 2017

Juvenil

Una memoria sobre la amistad, la identidad, el género, el bullying, el crecimiento, el punk rock y el poder del outfit perfecto.

Empezar a leer

Comprar en:

Sinopsis

Tomboy. Una chica ruda acompaña a una galardonada artista y autora a través de los años de su infancia y adolescencia, y explora, con humor, honestidad e intensidad, lo que significa "ser una chica".

Su autora, Liz Prince, ha sido ilustradora para Adventure Time, Steven Universe y Regular Show.

Al crecer, Liz Prince no era una niña muy femenina que digamos, no se ponía tutús rosas ni jugaba a ser una dulce princesa como las demás

... leer más

Las reseñas de los lectores

  • megustaleer

    Serie de anécdotas con gran mensaje

    4

    Debo reconocer que al principio fue una tortura leer esta novela gráfica que por cierto la obtuve en formato digital gracias a Edición Anticipada y por más dispositivos que utilice, navegadores y hasta el móvil, jamás logré ver las paginas completas y la segunda página (la de la derecha) siempre tuvo un faltante que muchas palabras las tuve que completar yo y si me estaba poniendo de muy mal humor (así que nunca mental, jamás volver a solicitar novelas gráficas en esta colaboración), debido a que también tardaba un poco en cargarme (algo que no me sucedió con Serafina y la Capa Negra), pero bueno, después que me hice la idea (luego de batallar un par de hrs), es que aunque a pesar de tener expresiones un poco (demasiado) coloquiales que supongo las utilizaron para continuar con la narración que es muy, muy informal. Es que fue una historia que disfruté, se me hizo entretenida, me hizo ver con otros ojos algunas situaciones y créanme cuando les digo que se lee súper rápido que cuando sentí ya había terminado sin siquiera notarlo.

     

    Después que la terminé es que me enteré que es autobiográfica lo que me parece le da un bonus al poder saber cómo trabaja o mejor dicho perciben las cosas que consideramos ?normales?.

     

    Creo que la novela es más apta para los adolescentes en busca de una identificación ?fuera? de los estándares que la sociedad ha marcado, aunque sabía que no sería algo en plan de autoayuda y que más bien me parece una recopilación de anécdotas que de alguna manera fueron marcando a Liz y que hay algunas historias que solo muestran un conflicto aislado que a pesar de ser cronológica, como que brincaba un poco. Y podemos ver ese bullying que muchos padecen por no encajar en la perfección? y llevar el rol que le corresponde conforme al cuerpo (genero) con el que nació. Nos demostró Liz que desde muy pequeña y que gracias a que sus padres no la limitaron, ella decidió tomar decisiones con las que se sentí feliz y cómoda.

     

    Me gustó que por el lenguaje tan informal (apoyándose obvio por lo gráficos), te puedes, no diré que identificar completamente, pero si comprender y quizá y hasta ponerte en algún momentos en sus zapatos, hace que sea una historia real, creíble y donde me atrevería a apostar qu a muchos les podría ayudar con respecto a que has lo que te dé la gana (mientras no afectas a los demás) y sé tú misma y no sigas a los demás como borregos solo para ser aceptada, dicen quién te quiera te va a aceptar tal y como eres ¿no? Así que sin duda ese mensaje es el más fuerte e importante de esta historia, lo que yo rescataría. Yo por ejemplo sufrí cierta discriminación por ser más grande que las demás desde el kínder o ya más grande por negarme a usar faldas, medias o zapatos de tacón y aunque no recibía burlas o bullying, si sabía que de alguna manera me veían (y me ven) como bicho raro).

     

    Y curiosamente, este lenguaje informal, es uno de los peros que le pongo a la vez, ya que siento que pierde un poco de credibilidad y pudiera parecer que el tema está tomado a la ligera y no con la importancia que debería? yo quiero suponer que algunas frases al final las ?adaptaron? al español y cambiaron algunas ideas o mejor dicho el contexto original.

     

    Conforma vamos recorriendo las anécdotas de Liz, vamos viendo su necesidad de ella adaptarse a la sociedad conforme va pasando el tiempo, pero siempre manteniéndose fiel a ella misma.

     

    En resumen:

    Tomboy (que por cierto, aunque marimacho parece ser la traducción correcta, odio ese término y que bueno que no tradujeron el titulo) es una lectura entretenida y que de alguna manera nos hace abrir los ojos, ideal para los adolescentes para que comprendan que no todos debemos ser como la sociedad quiere. Y nos demuestra Liz que si de por sí es difícil cumplir las expectativas que impone la sociedad sin ?ser diferente? quien se atreve a hacerlo, lo tiene más difícil, el chiste es aprender a lidiar con esto y ser honesto con uno mismo. Una lectura que se va como el agua y no te deja indiferente.

  • megustaleer

    y que pasa si no quiero usar vestido?

    5
  • megustaleer

    La mejor experiencia con una novela gráfica!!

    3

    Bueno antes que nada les comento que este este es un libro gráfico y es el primero que me leo, si nunca me he leído novelas gráficas pero este sin duda fue el que me ha gustado mucho y es que en el primer momento que lo vi no dude en leerlo; lo que me ha gustado es el personaje de Liz una niña que trata de descubrir varias sobre si misma y a eso me refiero en su forma de vestir sus gustos musicales y otras cosas que entrarían en el concepto el libro va de que ella trata de entenderse a si misma y el motivo de porque es diferente a las demás niñas y lo mas importante de esta novela es que toma temas que se vive en las etapas de la vida como por ejemplo: la niñez, la adolescencia, etc.. Bueno el caso de que sin duda esta novela representa todos estos temas del bullying y en como evitarlo el claro ejemplo es cuando Liz lo habla con el director de su institución y siento que esta novela seria un claro ejemplo de que no todas la niñas somos como la sociedad quiere que seamos y claramente Liz demuestra sus fortalezas en cada etapa y en cada momento ya que ha sido victima de muchas criticas acerca de la forma que se viste. Desde mi punto de vista es ideal para leerlo en cualquier etapa en la que estés y si eres adolescente o incluso un adulto tienes que leerlo, la historia y los dibujos son buenos eso si no me quejo, hay situaciones en las que te puedes sentir identificado o identificada y como he dicho la trama va super rápida, se lee muy rápido y en una sentada mas bien ni te darás cuenta cuando lo termines. Tuve mis personajes favoritos dentro de todos los amigos de Liz y unos cuantos que odie porque realmente la trataron muy mal. El concepto de chica ruda queda muy bien a la ambientación y a todos los factores que esta novela gráfica tiene, yo me la volvería a leer porque sin duda te hace reflexionar sobre los pequeños detalles de la personalidad de ti mismo y hace descubrir quien realmente somos y que es lo que queremos pero sentí que algunos temas no diré cuales quedaron quedaron algo flojos y que necesitaban tener un poco mas de profundidad en esta historia pero aun asi fue buena

  • megustaleer

    Crecer es difícil, enfrentar los roles de género lo es aún más.

    4

    Me divertí tanto como esperaba. La traducción estuvo muy bien; aunque sí se me hace raro leer expresiones como "tirarle la onda", "pácatelas", "de a de veras", "yo mera" o "está padre". Eso me hizo pensar mucho en qué dirá el original. Por ejemplo, al comienzo hay una viñeta con una canción infantil que dice "Boys, snips and snails and puppy dog"s tails. Girls, sugar and spice and everything nice", y en la versión en español lo tradujeron como "Los niños, juegan con cochecitos y trepan árboles. Las niñas, prefieren muñecas y juegos de té". Entiendo que no tiene mucho sentido traducir una rima infantil, pero hay partes donde me parece que pusieron chido y otras donde dejaron cool, que según google es la traducción de chido. Como sea, el punto era destacar que encontré muchas expresiones coloquiales que supongo eligieron para conservar el tono informal de la narración.


    El libro consta de 13 capítulos y un epílogo, se lee con muchísima facilidad y lleva un orden cronológico. Está narrado desde la perspectiva de Liz, de modo que vamos viendo los cambios en su forma de ver al mundo y a sí misma. Aunque hay momentos en los que interviene la Liz del presente, para hacer alguna aclaración del contexto.

    La narración es la usual en las autobiografías, a juzgar por mi experiencia. Sencillamente cuenta algunos episodios de su pasado, momentos que son relevantes para el tema y que no necesariamente están relacionados directamente. Es decir, hay capítulos en los que ocurrió algún cambio importante respecto a los anteriores y, para evitar extender la narración a esos cambios no relevantes para el tema central, éstos se explican rápidamente con alguna nota.


    Ahora, el objetivo del libro es mostrar esas situaciones a las que tuvo que enfrentarse a causa de su ¿masculinidad? ¿Marimachez?. Liz Prince se identificó como una tomboy desde muy temprana edad, rechazando todas esas "cosas de niñas"- tales como los vestidos y las muñecas- para irse al bando de los niños. Ésto es bastante obvio/literal durante la narración de su infancia, pero cambia un poco a medida que avanzamos en el tiempo.


    Me gustó mucho la forma en que trató los cambios de su pubertad, porque habla de ellos con naturalidad, a pesar de contar que estaba totalmente en contra de su femineidad. Después de todo, creo que a todas nos daba pena andar con nuestras toallas cuando éramos jóvenes. Y hasta yo tengo mi anécdota de pechos. Sólo por esta razón creo que lo recomendaría a los pubertitos, cuando viví mi pubertad no tuve a alguien que me hablara de esta manera sobre lo que le pasa al cuerpo; era un maestro quitando toda la carga sexual al tema, alguna plática en la que se suavizaban las cosas o una en la que pretendían asustarnos con las ETS. Por supuesto que nadie se molestó en hablarnos de los roles de género, y me alegra ver cada día más gente dispuesta a discutir el tema.


    En fin, lo que trato de decir es que no necesitas haber vivido una batalla contra tu género para sentirte identificado con la historia de Liz; yo nunca tuve un bully o me sentí diferente a las demás niñas, y no por eso dejé de comprender los problemas que esto le causó a ella. Se aprecia la sinceridad de la historia, cosa que me encanta encontrar en una autobiografía. Y sobre todo, no estuvo presente la típica idealización de su propia vida. No se pintó como una heroína o como una víctima de la sociedad, si no que habló de sus experiencias como una anécdota, más que como un ejemplo.


    Con todo, no estoy segura de cuál fue exactamente la lección detrás de las experiencias que cuenta Liz Prince. Tampoco se trata de un libro de auto ayuda, como para exigirle consejos, pero por el tema esperaba algo por el estilo. Creo que es una novela- gráfica- sobre aceptarse uno mismo como es, sin dejar que los moldes sociales gobiernen nuestras vidas. Y sobre lo feos que pueden llegar a ser los niños. Pero al final Tomboy me dejó la impresión de ser una colección de anécdotas, no la guía infantil/juvenil que vi que decían

    Dicho esto, he visto por ahí que hay niños a los que Tomboy ayudó. No se puede subestimar el impacto que puede tener en la vida de alguien la falta de un ejemplo a seguir; así que, si eres o conoces a un niño/adolescente/¿adulto? con problemas sobre roles de género, dale una oportunidad a este libro. Yo me divertí de todas formas. Mi parte favorita fue el baile escolar con el Payaso de rodeo de música de fondo, ojalá supiera qué pusieron en la versión en inglés.

  • megustaleer

    Un libro en el que encontraremos grandes lecciones sobre la identidad de género.

    4

Ficha técnica

  • Título: Tomboy
  • Autor (es): Liz Prince
  • Traductor:  
  • Sello: ALFAGUARA I.
  • Precio sin IVA: USD 7.99
  • Fecha publicación: 02/2017
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: E-BOOK FIXED LAYOUT 3.0, 256
  • Medidas:   mm
  • ISBN: 9786073148634
  • EAN:  
  • Temáticas: Libros para chicos, Libros para jóvenes
  • Colección: Inf-albumes ilustrados
  • Edad recomendada: Juvenil