Loading...

El bazar de los malos sueños

PLAZA & JANES, Abril 2017

Directo desde la mente de Stephen King, el que te roba el sueño y te asusta de verdad. El bazar de los malos sueños es una colección 20 relatos magníficos, inquietantes, absorbentes... Un preciado regalo del autor a sus lectores.

Comprar en:

Sinopsis

«Escribí estos relatos especialmente para ti. Adelante, léelos, pero ten mucho cuidado. Los mejores tienen dientes.»

Stephen King

Stephen King nos presenta en El bazar de los malos sueños una excepcional selección de relatos, algunos nuevos y otros revisados en profundidad. Cada uno viene precedido de su propia introducción, donde habla sobre sus orígenes y sobre los motivos que lo llevaron a escribirlo, incluyendo aspectos autobiográficos.

Aunque han

... leer más

Las reseñas de los lectores

  • megustaleer

    Cuentos donde la cotidianidad da cobijo a los monstruos.

    3

    No sabría decir dónde se esconden, ni cuántos hay, pero sé que son muchos. El caso es que la cotidianidad da cobijo a los monstruos. Y ellos, aprovechando el velo de invisibilidad que lo acostumbrado coloca ante nuestros ojos, se agazapan tras lo usual esperando su momento.

    La sospecha nos empuja a abrir el armario y a mirar bajo la cama. Pero allí nunca están. No suelen dejarse ver, no es fácil encontrarlos. Hace falta la mirada del experto buscador de misterios para mostrarle al lector que los peores fantasmas siempre se esconden en lugares de lo más prosaico.

    Un coche abandonado, la arena de una duna, un niño burlón, un dolor crónico, un libro electrónico o las líneas endemoniadas que fluyen a través de la mano de un periodista de crónica negra pueden servir de alojamiento temporal a los seres tenebrosos que habitan nuestras pesadillas. Pesadillas que Stephen King recoge en "El bazar de los malos sueños" a modo de cuentos oscuros, inquietantes, sorprendentes y difíciles de olvidar. El libro, según sus propias palabras, "es en realidad una especie de diario onírico, una manera de capturar imágenes subconscientes antes de que se desvanezcan", y en él el Rey del terror y del suspense ofrece sus mejores relatos, algunos inéditos, otros revisados, todos vivos y en proceso de continua modificación. En ellos tiene cabida la ciencia ficción, la fantasía, la religión, la vida después de la muerte y hasta el humor negro -porque, según King, "en lo tocante a la muerte, ¿qué puede hacer uno sino reírse?"-. Y no cabe duda de que en "El bazar de los malos sueños" el Rey se ríe de la muerte y todavía le sobran fuerzas para retorcer el pescuezo a unos cuantos diablos, agarrar al lector por la solapa, mirarle a los ojos y retarle a jugar a un juego. Un juego antiguo como la vida misma, el que inventaron hace mucho tiempo los primeros contadores de historias. El juego de la verdad y la ficción, del paralelismo entre invención y realidad, tan necesario en la literatura, porque "sólo mediante la ficción podemos concebir lo inconcebible, y quizá dar conclusión en cierto modo a una historia".

    El lector de Stephen King conocerá sin duda esa sensación mágica a la vez que perturbadora que produce tener una de sus novelas entre las manos. En este caso, la sensación se magnifica porque el Lector Constante en cada relato recibe premio. Veinte historias esperan ser descubiertas, cada una de ellas con su introducción redactada por el autor en la que explica el germen primigenio, la chispa inicial que prendió en su cerebro y que más adelante, gracias a su habilidad como escritor, tomó forma de cuento. No faltan tampoco las reflexiones en torno al terror, a la lectura y a la escritura, la pasión que todavía pervive en el Gran Maestro del suspense a sus 70 años de edad.

    Stephen King avisa: cuidado, Lector Constante. No te puede garantizar que tras la lectura salgas ileso, porque abrir "El bazar de los malos sueños" equivale a traspasar las puertas del infierno. Pero ¿quién podría resistirse a adentrarse en el mar de pesadillas del Rey del misterio?

  • megustaleer

    Veinte historias escalofriantes de la mano del rey del terror que te harán perder el sueño

    4
  • megustaleer

    Sólida recopilación de relatos incluso para los que no transitan el terror

    3

    Mi relación con el género de terror es algo paradójica, no me da vergüenza confesaros aquí, en intimidad, que soy un poco cagueta, pero aún así todo tipo de contenido con pretensiones de ponerme los pelos de punta me atrae irremediablemente. Un libro de relatos del estilo de El Bazar de los Malos sueños es una gran tentación, sé que me mantendrá enganchado y que probablemente hará que no transite pasillos a osuras una temporada después de leerlo.

    Es por ello que soy un un novato en esto del terror, y quizás no me hubiera acercado a un libro del género en condiciones normales, sin embargo hay otro factor que me atraía de este libro: me encantan las historias cortas.  Y aquí surge una segunda paradoja, me encanta leerlas pero cuesta mucho más de lo normal acabar con un libro de este tipo. No sabría decir por qué pero los puntos y final de cada una de las historias no me animan a devorar la siguiente inmediatamente. Prefiero disfrutarlos como los pequeños bocados que son, por lo que un libro como estos suele acumularse en la pila de lectura actual durante más tiempo de lo normal.

    A estas alturas te preguntarás por qué he decidido leer un libro que junta tantos aspectos conflictivos. Quizás sea precisamente por eso por lo que he querido leer El Bazar de los Malos Sueños, un recopilatorio algunas de las muchas historias (algunas ya publicadas de forma individual) de Stephen King. Porque supone una lectura diferente a las acostumbradas, y no hay nada mejor que poner un pie fuena de la zona de confort, aunque haya algún monstruo rondando ahí fuera (en el caso de los relatos del señor King, casi con toda probabilidad).

    Una de mis cosas favoritas de este libro de relatos (a parte de la cuidada edición) es que cada uno de ellos viene introducido por el propio autor que nos da alguna pista o un poco de contexto sobre el relato, permitiendo al lector meterse un poquito en la cabeza del autor y conocer los esqueletos que componen las narraciones. Tras ese pequeño preámbulo, viene el show principal.
    Como en cualquier libro de relatos, hay heterogeneidad, los hay mejores o peores, más o menos interesantes dependiendo de las inquietudes del lector. En todos ellos destaca la ágil prosa de Stephen King, confirmando que este autor tiene un don para conseguir el mejor ritmo para su narración. Quizás es una cosa que sería de suponer viendo los semejantes tochales que tiene publicados y se han convertido en best sellers. Sin embargo no sería el primer autor que cuando cambia a las distancias cortas pierde su mojo. No es el caso, cuando empiezas la primera página de un relato, no puedas terminar la sesión de lectura sin acabarlo. No le pondremos pegas a esto pero debería advertirse del preocupante aumento del consumo de café al día siguiente, cuando te has quedado terminando un relato más allá de la hora responsable de irse a dormir.

     

    Realmente aunque algunas son historias de terror muchas se engloban más bien en el género de la fantasía e incluso se asoma a la comedia: coches asesinos, niños malvados, islas prescientes, historias del oeste, pecado, muerte, kindles, fuegos artificiales? Todas pasan por las manos de King, son retorcidas por el autor y moldeadas en su oscuro parecer. No estamos ante una revolución en el género ni mucho menos, son historias entretenidas que tratan de no caer demasiado de lleno en los clihés de este tipo de obras. Los relatos cortos (más aún cuando hablamos de terror) suelen ser simplemente un catalizador para  un efecto final que te deje patidifuso,  recurso del que si se abusa hace a las obras algo cargantes y repetitivas.  En este caso se ve a un autor con recursos que consigue consigue no caer siempre en ese mismo efecto. King va jugando con el lector revelando la información justa, desarrollando unos personajes en unas pocas páginas para que seamos capaces de empatizar con ellos, dándonos pistas sobre el oscuro abismo que hay al final o mostrándonoslo desde el primer momento para que el autor se entretenga jugando con sus personajes y sus reacciones al elemento fantástico.

    Al final conseguí leérmelo sin pasar demasiado miedo aunque sí disfrutando de cada página.  No puedo hablar por los fans de Stephen King pero yo he disfrutado mucho con los relatos. Sí, a pesar de ser un poco cagueta. Quizás eso signifique que los fans hardcore del terror quedarán decepcionados o que unos buenos relatos de fantasía pueden entretener a cualquier tipo de lector. En cualquier caso creo que esta incursión fuera de mi área de confort ha sido exitosa.

  • megustaleer

    El bazar de los malos sueños

    3

    El bazar de los malos sueños es el sexto volumen de relatos de Stephen King, apodado con justicia el Rey del Terror. King es autor de más de 50 libros, todos ellos best sellers internacionales: Carrie (1974), El misterio de Salem?s Lot (1975), El resplandor (1977), La danza de la muerte (1978), La zona muerta (1979), Ojos de fuego (1980), Cujo (1981), Christine (1983), Cementerio de animales (1983), It (1986), Misery (1987), Los Tommyknockers (1987)? son solo algunos títulos destacados de su primera época, la más fructífera a juicio de muchos, pero no podemos olvidar sus últimos éxitos: La cúpula (2009), 22/11/63 (2011), Doctor sueño (2013), Mr. Mercedes (2014), y un largo etcétera. La mayor parte de estas historias han sido llevadas al cine con, digamos, no demasiado acierto aunque también alguna notable excepción. En 2003 el escritor de Maine fue galardonado con la medalla del National Book Award Foundation for Distinguised Contribution to American Letters y en 2007 fue nombrado Gran Maestro por los Mistery Writers of America, entre otros importantes premios y distinciones.

    En la presentación del libro, King reconoce que se siente novelista por naturaleza aunque la escritura de cuentos le proporciona una suerte de felicidad: ?las historias largas crean una experiencia de inmersión en un mundo casi real, pero las experiencias más breves e intensas también tienen su interés, son estimulantes y sorprendentes?. Y añade: ?El cuento te obliga a seguir el camino principal, sin desvíos cautivadores más propios de la novela?.

    La mayoría de estos relatos ya habían sido publicados ?estrictamente inéditos solo son dos: ?Mister Yummy? y ?Obituarios?? aunque no todos se encontraban disponibles en español. Son cuentos que surgieron tras un destello de inspiración, aun a costa de interrumpir el trabajo en una novela, y otros fueron madurando poco a poco durante décadas; ?Área 81?, por su parte, tuvo que ser reescrito cuarenta años más tarde porque el autor perdió el original.

    Si en las novelas más actuales de King se aprecia un creciente interés por la recreación de una época (la etapa de juventud del autor) en detrimento del terror y los elementos sobrenaturales, lo mismo ocurre en estos cuentos. De hecho, no todas las historias son fantásticas sino que las hay realistas e, incluso, cotidianas aunque todas ellas poseen un toque oscuro donde la muerte y el horror hacen siempre acto de presencia.

    Son cuentos escritos sin grandes alardes de estilo, una claridad narrativa que prima la historia y el desarrollo de personajes por encima de todo lo demás, y en los que se observa un grado de nostalgia y pesimismo mayor que en sus recopilatorios anteriores. No falta la ironía, el humor negro, los buenos diálogos, los finales decepcionantes y los mencionados elementos sobrenaturales, que interaccionan con los protagonistas sin saber muy bien (ni realmente importa) de dónde han surgido ni por qué. Son, como reza la publicidad, ?historias oscuras dotadas de momentos mágicos?.

    El citado ?Área 81? es un ejemplo paradigmático de todo lo anterior y, sin lugar a dudas, uno de los mejores cuentos del volumen. Fue concebido cuando el autor estudiaba en la universidad de Maine e iba a visitar a su novia atravesando la I-95 y en él pueden rastrearse ecos de Christine, It e, incluso, Los Goonies; una historia que incorpora leves cambios desde su publicación original en 2012. Se trata de un relato con la atmósfera de terror sobrenatural que se espera del mismo (un monstruo con apariencia de coche que devora a las personas con solo tocarlas), ofrece las habituales imágenes truculentas pero no se atreve a traspasar la frontera de lo apto para todos los públicos: los niños nunca deben sufrir el horror en sus carnes pero sí pueden ser testigos y superar sus miedos, con lo que se consigue que el lector empatice con ellos y con la historia. Tampoco falta el típico policía de carretera.

    El bazar de los malos sueños ganó el premio Shirley Jackson como mejor colección de relatos de 2015, incluye historias conocidas como "Obituarios" (premio Premio Edgar en 2016) y un par de poemas que gustarán a los más completistas, aunque omite otras en colaboración con su hijo Joe Hill ("Throttle" y "In the Tall Grass") y Stewart O"Nan ("A Face in the Crowd"). La edición en cartoné incluye una impactante ilustración de cubierta y traducción de Carlos Milla Soler, un experimentado profesional que ha firmado docenas de traducciones desde los años 80.

    Incluye: Área 81, Premium Harmony, Batman y Robin tienen un altercado, La duna, Niño malo, Una muerte, La iglesia de los huesos, La moral, Más allá, Ur, Herman Wouk todavía vive, No anda fina, Billy Bloqueo, Pimpollo, Tommy, El diosecillo verde del sufrimiento, Ese autobús es otro mundo, Necros, Fuegos artificiales en estado de ebriedad y Trueno en verano.

     

    Valoración general: Muy Interesante
    Calidad literaria: Media
    Argumento: Muy Interesante
    Edición: Excelente

     

  • megustaleer

    El rey del terror en buena forma

    4

    Tras cuarenta años de carrera como escritor que le han servido para desarrollar más de sesenta novelas y diez colecciones de relatos, hay que reconocer que la impresionante capacidad creativa de Stephen King está al alcance de muy pocos. Algunos podrían llegar a pensar que una trayectoria tan dilatada debería causar un serio desgaste en cualquier autor, pero tras leer esta nueva antología de cuentos, la respuesta es negativa.

    Muchos de estos relatos, la mayoría inéditos, parecen ser novelas condensadas que King ha preferido dejar en historias breves pero en las que se advierte con claridad una estructura preparada para una narración mucho más extensa.

    Con una breve introducción que sirve de prólogo a cada una de las historias, King comparte con el lector el origen de las narraciones y su gestación, y así descubrimos que muchas de sus experiencias de vida (la mayoría triviales) se las guarda para desarrollarlas después como base para sus escritos de ficción. Se agradece las notas. Ojalá y más autores hicieran lo mismo; es un aporte que enriquece el volumen y nos orienta un poco sobre la forma de trabajar de King.

    Los temas ?los diferentes terrores? elegidos para estos cuentos son siempre variados y originales pero hay algo en ellos que se mantiene al igual que en las novelas: ese tratamiento especial, en muchas ocasiones cruel, macabro, descarnado y nostálgico, que el de Maine da a sus personajes. La exposición de cada sujeto y su circunstancia dentro del relato es siempre impecable. King sabe bien cómo atrapar al lector y conducirlo fluido por su historia hasta finales inesperados. Imposible aburrirse.

    Son veinte textos que tienen como protagonistas a una ranchera embrujada, el humor negro, un héroe atemporal, una duna terrorífica, un eterno niño cruel, peleas de vecinos, un Kindle capaz de reproducir libros imposibles, un asesino inocente que no lo es, extraños obituarios? y hasta un relato ambientado en el deporte del béisbol, tan apreciado por King, y que sirve aquí como homenaje así mismo.

    Un libro excelente tanto para acérrimos como para los que quieran acercarse por primera vez a este autor. La edición de Plaza & Janés, en tapa dura, impecable. Excelente traducción de Carlos Milla Soler.

  • megustaleer

    El bazar de los malos sueños

    4

    El bazar de los malos sueños, de Stephen King, se nos presenta como una puerta abierta al entendimiento de la vida. Consta de dieciocho relatos y dos poemas que versan sobre el miedo, la ética y la moral; nos sumerge a los ojos de sus protagonistas, que nos hablan y cuentan su historia, sus problemas, carencias e incluso del amor. Su escrito en este libro también nos habla sobre lo cotidiano y a lo que el ser humano se enfrenta en su día a día; desde el alcoholismo hasta la empatía a la hora de tender una mano al prójimo, pero, como siempre, con una punzada macabra, aunque muy lejos del terror sobrenatural al que nos tiene acostumbrados.

    King nos adentra en cada uno de sus relatos con un breve texto explicando cómo y porqué dio forma al relato; el motivo por el cual surgió la idea de hacer esto y no otra cosa. Se trata del proceso evolutivo como escritor, descubriendo en él la utilización de cualquier excusa, idea, o chispa para crear historias que nos sobrecogen a todos. Con ello se aprecia la pasión por su trabajo, por todo lo que escribe y el amor por hacernos llegar a nosotros, sus lectores, todas sus inquietudes y, como no, sus pesadillas. Con ello, conocemos un poco más al hombre detrás de la leyenda.

    Batman y Robin tienen un altercado es uno de los relatos que más sobresale en esta antología. King nos relata la vida de un hombre de edad madura que se enfrenta a la terrible enfermedad de su padre ? el alzheimer-, y cómo el amor fraternal se sobrepone a la rutina entre los dos, el mismo almuerzo y las mismas conversaciones con lo poco que el hombre puede recordar. Uno de los recuerdos que aún no ha podido llevarse la enfermedad al olvido es cuando, hace años, ambos se disfrazaron de Batman y Robin en Halloween y pasaron una velada padre e hijo de lo más curiosa.

    Puede que El bazar de los malos sueños no sea la mejor obra de Stephen King. No es una obra que sobresalga entre sus colecciones, pero tiene bien merecido un hueco en la estantería, no solo por los relatos en sí, sino por esas excelentes introducciones que ayuda al entendimiento a las diferentes obras, al igual que por las múltiples referencias a IT, La torre oscura y La Tienda.

  • megustaleer

    Un incómodo primer encuentro con Stephen King

    3

    Para el asombro de probablemente mucha gente, este es el primer libro que leo de este autor. Y no miento si digo que no ha sido tan genial como esperaba.

    Probablemente las altas expectativas que me habían creado sobre él han influido en gran medida, pero la verdad es que me ha dejado ligeramente decepcionada.
    Es una obra que carece de miedo, a pesar de asegurar lo contrario, por lo que las personas sensibles pueden leerlo. No ha habido muchos momentos en los que la incertidumbre me embargara o en los que tuviese que mirar alrededor para asegurarme que seguía en el mundo real.

    Por lo general, yo no suelo leer novelas de terror, y ha sido mi primer contacto con Stephen King.

    A pesar de ser, por lo general, un libro entretenido, hay numerosos contras que hacen que no me quede del todo satisfecha con su lectura.

    Ha sido un libro que, además de ser bastante extenso se me ha hecho un poco arduo de leer, quizás por esa sensación de monotidad antes mencionada en alguno de sus relatos.

    Cabe destacar las introducciones de los relatos, que logran una mayor inmersión en la lectura y una visualización del proceso creativo.

  • megustaleer

    Pesadillas a cortesía de King

    3
  • megustaleer

    Lo que os mostramos es un libro de relatos de Stephen King. ¿Por qué? Pues porque es brillante.

    4

    Lo que os mostramos es un libro de relatos de Stephen King. ¿Por qué? Pues porque es brillante y, aunque no acostumbramos a leer autores ?Best Sellers?, nos fascina la imaginación de este autor, eso lo hace único y especial. No es el típico autor que nos ofrece lo mismo una y otra vez, como otros con fama similar, ni carga sus historias con recursos y temas repetitivos que solo sirven para vender. Y, aunque no todo lo que publica es oro, gran parte de su trabajo es magnífico, su inventiva no tiene límites y nunca sabes que esperar, eso es emocionante.

    Aunque Stephen King es un gran novelista, y gran parte de su trabajo más conocido son novelas extensas (algunas muy buenas), también sabe defenderse en el relato o novela corta, y entornos que no son tan de su estilo. Este libro que os mostramos es un conjunto de relatos de todo tipo. Muchos de ellos son de género fantástico o de terror, donde se demuestra la gran habilidad del autor para crear situaciones extrañas y paranormales. otros son historias cortas sin género especulativo, más orientados hacia el típico relato con un significado profundo pero sin maquillajes fantasiosos. En general, todos muy buenos, aunque algunos destacan bastante por encima de los demás. 

    Al principio de cada relato el autor nos cuenta, a modo de introducción, como se le ocurrió escribir cada historia, donde nació y donde se desarrolló plenamente. Acercando la ficción a la realidad, o viceversa, nos enseña la posibilidad de más allá de que simplemente se observa en cualquier situación. 

    Seguir leyendo en https://pangealibrosficcion.wordpress.com/2017/03/18/el-bazar-de-los-malos-suenos/

  • megustaleer

    Espectáculo de macabras y oscuras variedades

    3

    Stephen King es uno de los escritores que tiene un club de fans más ávidos del planeta y que esperan como agua de mayo sus dos o tres aportaciones anuales. Y El bazar de los malos sueños es el que toca para cubrir, al menos, la primera mitad del 2017, aunque en esta ocasión se trata de una selección de relatos escritos a lo largo de los años y comentados todos y cada uno de ellos por el propio autor, explicando en cada caso como le surgieron las ideas o rememorando las particulares circunstancias en su vida que le llevaron a escribirlos.

    Como dicen los norteamericanos nos encontramos con un libro al que se puede juzgar como mixed bag: en la selección de cuentos hay de todo, algunos francamente buenos y otros que dan la sensación de encontrarse en el ejemplar debido a su formato un poco de cajón desastre. Pero hay un cierto equilibrio cualitativo: ninguno de los mejores se trata de una obra maestra o de un tesoro oculto de King a descubrir, pero lo más flojos tienen el toque de su autor y son amenos y moderadamente interesantes a pesar de todo. Lo que ha resultado un tanto sorprendente ha sido la diversidad de géneros que cubren las veinte historias.

     

    No es extraño supone que el telón lo abre uno de terror, Área 51, una especie de reiteración en torno al mito del ?coche maldito? que lleva a pensar en Christine pero en esta ocasión con un enfoque un tanto más gore y con un vehículo aficionado a masticar a sus víctimas hasta los huesos. El género continúa presente en Niño malo, -de los mejores del lote- en el que el protagonista se va encontrando a un odioso niño chinchoso que parece no envejecer y que aparece en diferentes etapas de su vida prolegómeno de una desgracia y que le obligará a tomar medidas drásticas. No anda fina habla de un hombre que se niega a aceptar el estado en el que se encuentra su mujer y se trata de una ominosa narración de auto-engaño. En El diosecillo verde del sufrimiento asistimos a una angustiosa sesión de exorcismo para sacar del cuerpo de la víctima de un accidente aquello que le provoca el dolor, con un tono que va creciendo en cuanto a tensión y violencia -y asco- y que resulta reminiscente de Graham Masterton. Necros es una variante moderna de la película I Bury the Living (?El cementerio maldito?) en la cual el personaje principal descubre que cada vez que escribe una necrológica ficticia, la persona a la que va dirigida fallece realmente? pero con imprevisibles consecuencias.

    También hay cabida de sobras para la ciencia ficción y para el cuento con aroma a Richard Matheson o a la legendaria The Twilight Zone: La duna es un sugerente relato sobre un islote encantado que posee una duna que incluye una advertencia mortal, aunque posee un twist final en excesivo predecible. Más allá es una pequeña comedia sobrenatural donde un sujeto se ve envuelto en un despacho de aires burocráticos una vez ha pasado a mejor vida y desde allí tendrá la posibilidad de elegir su próximo destino. Ur es casi una novela corta que el autor escribió para promocionar el Kindle de Amazon y que explica la historia de un profesor que recibe uno de estos aparatos que le permite conectar con publicaciones de otras dimensiones alternativas. Pimpollo es una bienintencionada historia sobre lo que dos diferentes ancianos visionan a medida que se les va acercando la hora en lugar de la dama de la guadaña y que tiene que ver con los impulsos sexuales de su juventud. Trueno en verano, por su parte, es una dramática historia sobre los últimos habitantes de la Tierra (dos habitantes y un perro) los cuales tienen los días contados y no por resultar hábil en remover las emociones del lector deja de dar la sensación de manida.

     

    Lo curioso es que en las breves historias donde King narra pequeñas historias humanas cargadas de miseria es donde el libro brilla con más fuerza. Como en Herman Wouk todavía vive, o el intento de adentrarse en la mente de dos mujeres a punto de tirar sus vidas y las de sus hijos por la borda -aunque le sobre por desgracia toda la parte dedicada a la pareja de ancianos poetas que contemplan el siniestro-, o Premium Harmony, donde un hombre aparentemente hastiado de su esposa descubrirá que sin ella su vida puede convertirse en una angustia infinita casi al instante. Pequeñas comedias negras como Una muerte, acerca de un crimen cometido en un pequeño pueblo del Oeste en el que el sheriff no verá tan claro quién ha cometido el crimen y cuyo (asquerosamente divertido) twist es francamente simpático, Billy Bloqueo, sobre un jugador de béisbol al que podríamos etiquetar como ?diferente? que se une a los Titans de New Jersey a mediados de los 50, o la graciosa Fuegos artificiales en estado de ebriedad, acerca de dos familias, una ?redneck? y otra italiana, que compiten cada año en 4 de Julio con fuegos artificiales cada vez más poderosos hasta que se ?masque la tragedia?, también tienen cabida en el volumen de 600 páginas. Incluso poemas, como el lovecraftiano La iglesia de los huesos o el biográfico Tommy.

    Pero lo que más vale la pena son las introducciones a cada uno de los cuentos. La verdad es que con el paso de los años algunos seguidores del género hemos terminado por cogerle al autor de 22/11/63 un aprecio especial y es un verdadero placer leer sus apuntes biográficos, en qué momento relacionó ir en moto con el fin del mundo, sus dolorosos recuerdos sobre el atropello que le dejó semi-incapacitado durante años, o como construye el proceso que le lleva a relacionar, por ejemplo, un accidente de tráfico con presenciar a un anciano con alzheimer siendo ayudado por su hijo para comer -el impulso necesario para dar forma a Batman y Robin sufren un altercado-. También es verdad que algunos de estos procesos tienen un cierto aire a ejercicio de curso de escritura, pero King sabe contar sus anécdotas de manera interesante, que te lleva a tener ganas por leer inmediatamente después los relatos.

    Javier J. Valencia

  • megustaleer

    Relatos que te tendrán despierto.

    4
  • megustaleer

    Un entretenido recorrido por los recovecos oscuros de la mente de Stephen King

    4

    La producción literaria de Stephen King es tan extensa como su fama, hasta el punto de que creo que no existe ningún lector que no haya estado sumergido en una u otra ocasión en alguna historia creada por el prolífico escritor de Maine. Personalmente siempre he encontrado su producción corta mucho más satisfactoria que su obra novelística, por lo que sus antologías siempre me parecen una interesante mezcla de lo suele abundar en sus libros: desde el terror y las pesadillas, hasta un duro realismo cargado humor negro. Este es el caso del libro que hoy reseño.
    El bazar de los malos sueños es su última antología traducida al español, y recopila veinte historias (entre relatos y novelas cortas) que nos llevan de vuelta a los temores y pesadillas que pueblan la mente de Stephen King, con una gran variedad de estilo y temas. Es cierto que los lectores veteranos reconocerán aquí muchos de los "tics" y obsesiones habituales del escritor norteamericano (el mal escondido en los objetos más cotidianos, el lado oscuro de la creatividad, los miedos más insospechados,..); pero también aprovecha para mostrarnos una faceta diferente con relatos cargados de un duro realismo o una visión mucho más humorística de la vida. Todos los relatos vienen precedidos de una breve nota explicativa del propio King, en la que el autor nos desvela sus fuentes de inspiración así como el duro trabajo de escritor para lograr "parir" un relato o novela corta.
    A la hora de mostrarnos la faceta más terrorífica y sobrenatural del mundo real tenemos de todo un poco. En Área 81 nos pone en la piel de diversos personajes que acaban llegando a un área de servicio abandonada donde se enfrentarán a una destartalada camioneta con ansias de sangre, un relato imposible de leer sin tener en mente el icónico Plymouth Christine del propio King. En La duna un anciano juez sureño desvela el misterioso poder sobrenatural que parece envolver a una apacible duna de arena.
    Dentro de este horror sobrenatural King nos deja dos novelitas cortas que son, probablemente, lo mejor de la antología. Niño malo es la historia de un hombre condenado a muerte que la víspera de su ejecución se sincera con su abogado defensor para confesarle las verdaderas razones que le llevaron a cometer asesinato. El escritor logra meternos de lleno en la vida de este torturado criminal y sus extraños encuentros con un niño nada normal, en una recreación de la vida american en los 60 hasta la actualidad que tanto le gusta a King. En Ur un profesor universitario de literatura que acaba de romper con su chica descubre la puerta a una realidad desconcertante, donde la literatura y las nuevas tecnologías tienen una importancia clave. Una novela corta llena de guiños a la saga de la Torre Oscura, y que, aunque el tema final de la historia no sea nada original, logra meterse al lector en el bolsillo.
    Otros relatos de la antología aprovechan para sumergirnos en un terror mucho más realista o cotidiano, con situaciones más mundanas pero enfocadas desde la perspectiva oscura que tan bien se le da a King. En La moral una joven pareja con problemas económicos será tentada de una forma muy suculenta por un anciano sacerdote, dispuesto a arrastrarlos con él en su descenso al pecado. En Ese autobús es otro mundo un viaje contrarreloj por las abarrotadas calles de la gran manzana tiene un violento final. Una historia tan común y corriente que el lector apenas puede esperar su desarrollo final.
    Stephen King también aprovecha para recrear con su narrativa corta situaciones bastante más corrientes, en relatos de un tono costumbrista pero que siempre acaban dejando un poso profundo en el lector. En Batman y Robin tienen un altercado es capaz de tratar un tema profundamente doloroso (la relación de un padre con alzheimer con su hijo) de una formar realmente entrañable y con un desarrollo magnífico de principio a fin. Una muerte nos mete de lleno en un western crepuscular donde un sheriff lleno de dudas debe detener al supuesto autor de un terrible asesinato. Pero si hay uno que me ha parecido realmente desgarrador es Herman Wouk todavía vive, donde dos madres solteras y su numerosa prole se embarcan en un viaje en coche que sabemos que terminará en desastre. Una historia repleta de dolor y belleza, que enfrenta de una manera descarnada la poesía y la realidad.
    Frente a estas historias más trágicas la antología también tiene sitio para mostrarnos la visión humorística del mundo de King. Ya sea a través de un humor muy negro, como en la tragicómica Premium Harmony donde una pareja que no se soporta de detiene para comprar en un supermercado, donde tendrán tiempo para descubrir sus verdaderos sentimientos. En Más allá el escritor de Maine imagina que nos espera tras la muerte cuando un anciano atraviesa el célebre pasillo que lleva hasta la luz blanca. Pero sin duda es con Fuegos artificiales en estado de ebriedad donde el lector no podrá contener las carcajadas ante la surrealista lucha que se establece entre vecinos la noche del 4 julio. Una americanada tan desconcertante como creíble, y que perece digna de su propia película cómica.
    Inevitablemente hay algunos de los relatos incluidos en la antología son mucho menos destacables. Reconozco que apenas me ha interesado Billy Bloqueo, una historia sobre un poco común jugador de béisbol en la "época dorada" de este deporte, quizá debido a mis mínimos conocimientos sobre el deporte rey norteamericano. Lo mismo podría decirse de un par de poemas que ha King ha incluido, que el mismo reconoce que no son su fuerte y que después de leerlos no se puede sino coincidir con su opinión: La iglesia de huesos (con un marcado tono lovecraftiano en algún momento) o Tommy, un panegírico fúnebre a un amigo de juventud.
    No obstante en conjunto El bazar de los malos sueños es un entretenido recorrido por los oscuros recovecos de la mente de Stephen King, capaz de maravillar al lector tanto por lo inesperado como por lo siniestro de sus narraciones. Desde los sucesos más cotidianos a las ocurrencias más sobrenaturales todo tiene cabida en el bazar del asombroso regentado por el escritor de Maine, que vuelve a demostrar que en las distancias cortas es difícil no dejarse seducir por su encanto narrativo. Salvo un par de relatos y sus poemas, la gran mayoría de historias incluidas en la antología se devoran casi sin darse cuenta, dejándose llevar por la maestría con la que King logra despertar el interés del lector. Es casi imposible que este no se deje seducir por la habilidad con la que el prolífico autor de Maine va colocando las piezas de sus historias, siempre listo para asombrar o aterrorizar, demostrando que el poder del mago del terror sigue intacto... por si alguien lo dudaba.

  • megustaleer

    Cajón de sastre de finales sorprendentes

    4

    De joven me encantaba leer libros de Stephen King. También leía novelas de Agatha Christie y relatos de Isaac Asimov. A las novelas policiacas de Christie no he vuelto, la ciencia ficción de Asimov nunca la he abandonado. Con Stephen King no pensaba que retornaría pero finalmente lo he debido de echar en falta pues he vuelto a caer en sus garras. Primero con una novela más distrópica que terrorífica ?22/11/63? y ahora con este volumen cajón de sastre de relatos sorprendentes.

    Hay que decirlo, Stephen King es un gran novelista,  aunque no sea un estilista, no busquéis  en él buenas frases sino tramas sorprendentes: en esto King es un maestro. ?El Bazar de los malos sueños? se nos presenta como un refrito de breves textos, recopilados de un cajón y reescritos para ser editados. Dicho así, estos flecos de su prolífica obra pueden parecer poco apetecibles. No os engañéis: King es un cuentista maravilloso. De joven me encandiló el King que escribía relatos cortos, aquel firmaba ?Las cuatro estaciones?. De aquellos cuatro sorprendentes textos surgieron, al menos hasta donde yo sé, dos fantásticos films: ?Cadena perpetua? con el que Tim Robbins y Morgan Freeman llegaron a las puertas del óscar, y ?Verano de corrupción? con Ian McKellen (el Gandalf de ?El Señor de los Anillos?). También creo recordar que la película ?Cuenta conmigo? estaba basada en otro relato corto de King: ?El cuerpo?.Definitivamente las tramas de los relatos de King son pequeñas joyas, como demuestra la afición de los guionistas de Hollywood en echarles la zarpa encima.

    Los relatos de este nuevo volumen están introducidos por breves textos del autor que a fuerza de algún spoiler nos muestra el proceso de escritura, pero también el de lectura y de su afinidad con otros escritores, algo en lo que ya ahondaba en su interesante autobiografía ?Mientras escribo?. Con estos pequeños textos descubrimos sus gustos, se nos revela cómo funciona la mente de un autor tan exuberantemente creativo.

    Como siempre King se lee con fluidez. Sus textos no llevan necesariamente la etiqueta de ?terror?, y esto es lo mejor. No sabemos lo que nos podemos encontrar, pero sí lo que nos podemos esperar: un buen final.

  • megustaleer

    Stephen King, el gran cuentista de nuestras pesadillas

    4

    Cuando tenía doce o trece años y me iba de vacaciones quince días a la playa, siempre me llevaba un libro (nuevo) de casa para leer. Al tercer día, no importaba lo largo que fuera, ya lo había terminado (ay, qué recuerdos, esas lecturas con el sonido de la playa, del verano...) y obligaba a mi madre a comprarme otro allá donde estuviésemos (normalmente sitios turísticos y, por ende, a precios desorbitados). Así leí mi primer libro de Stephen King, "El umbral de la noche", un libro de relatos que puedo ver en ahora mismo en mi estantería, más de veinte años después, y cuyos relatos hoy en día aún recuerdo.

    Desde ese año 1994 hasta hoy he intentado leer varias obras más de King, incluido otro libro que también puedo ver ahora mismo, "El resplandor", pero no ha vuelto a ser lo mismo. Pero yo no me he dado por vencida con Mr. King. Por eso, cuando vi que había publicado una nueva recopilación de cuentos, se me encendió la lucecita de la treceañera que aún vive en mí y no me lo pensé demasiado, la verdad.

    Y, spoiler, no me ha defraudado.

    En seiscientas páginas incluye veinte cuentos, cada uno de ellos precedido por una pequeña nota introductoria del autor en el que nos pone en antecedentes acerca de las circunstancias en las que escribió el relato, en qué se inspiró, o, simplemente, una anécdota de aquel momento. En algún caso ese prólogo es demasiado esclarecedor e incluye detalles que quitan toda la intriga acerca de lo que va a pasar, pero eso no le resta calidad a la narración.

    Stephen King no se anda con chiquitas: en los relatos hay un doloroso abuso de víctimas infantiles, animales, ancianos o desvalidos, lo cual no puedo sino evocar una inevitable congoja.

    A pesar de ser relatos cortos, no nos llevemos a engaño: alguno de ellos se extiende durante más de cincuenta páginas. Lamentablemente, a mi juicio, alguno de ellos es de los más flojos.

    Mi favorito es UR, una narración que no es propiamente de terror sino de ciencia ficción y del que, personalmente, me gustaría ver una adaptación en forma de serie. Creo que sería muy factible.

    En definitiva: me encanta Stephen King, el cuentista. Estoy segura que de "El bazar de los malos sueños" también recordaré algunos de sus relatos veinte años después.

  • megustaleer

    RELATOS QUE PONEN LOS PELOS DE PUNTA

    5

    Stephen King nos recibe con los brazos abiertos con su nuevo compedio de relatos. Como si fuéramos viejos amigos, nos invita a sentarnos a su vera y comparte con nosotros su particular "bazar de los malos sueños". De hecho, nos avisa que algunos de los relatos ya fueron publicados, pero que presentan una actualización, una evolución literaria, aunque la mayoría de ellos son inéditos.

    Cada relato es más aterrador que el anterior y la calidad narrativa es indiscutible e impregna cada trama y a cada personaje. Como ocurre con otros libros, hay relatos que nos atrapan más que otros, pero debo admitir que mantiene e incluso eleva el nivel, relato tras relato.

    Al principio de cada uno, nos espera una pequeña introducción en la que King, a modo de confidencia, nos confiesa que le llevó a escribirlo, que recuerdo o experiencia le marcó y sembró el germen que dio vida a esa terrorífica historia que estamos a punto de leer. Así, que en un sólo libro, nos llevamos verdaderas joyas del mundo de terror y el relato a la par que ahondamos más en la mente y genialidad de King.

    Entrando en aspectos más superficiales, la encuadernación vale lo que se pide de sobra. Pasta dura, papel de calidad, una sobrecubierta espectacular ante la que me quito el sombrero...

    Advertir que hice la prueba de aquello que aseguraban los expertos literarios, que era mejor no leerlo de noche porque el pegar ojo sería tarea imposible. Pude dormir tras leer uno de estos relatos con nocturnidad y alevosía, aunque no pude evitar sentir cierta inquietud al apagar la luz.

    Recomiendo enormemente este libro. Amantes o no de la prosa de King, cualquier lector lo disfrutará.

Ficha técnica

  • Título: El bazar de los malos sueños
  • Autor (es): Stephen King
  • Traductor:  
  • Sello: PLAZA & JANES
  • Precio sin IVA: $ 690,00
  • Fecha publicación: 04/2017
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: TAPA DURA, 608
  • Medidas: 15,5 X 23 mm
  • ISBN: 9788401017322
  • EAN: 9788401017322
  • Temáticas: Libros de misterio y terror
  • Colección: Exitos
  • Edad recomendada: Adultos

Otros usuarios también vieron ...

Más allá de la verdad (Hanne Wilhelmsen 7)

Anne Holt

Recursos inhumanos

Pierre Lemaitre

Mucho más que libros

Booktrailers